Porqué la Chery Tiggo 5 es una de las SUV con mejor relación precio-producto

La nueva Chery Tiggo 5, SUV del segmento C de la automotriz china, puede lograr el mérito de establecer un nuevo parámetro de calidad y valoración de marca en nuestro país y la región si es que sus condiciones de calidad en general, su oferta de equipamiento y nivel de terminaciones se extienden a los productos de los segmentos inferiores.

La Tiggo 5 de Chery es un producto que ofrece buen nivel de equipamiento, un comportamiento más que aceptable y buena calidad en general, con poco y nada para envidiar a otras SUV de marcas generalistas que cotizan varios miles de pesos por encima en el mercado argentino.

Probamos durante una semana la versión más equipada de la Tiggo 5 y no sólo encontramos muy poco para reprochar, sino que también nos sorprendimos gratamente en varios aspectos, tanto de conducción como en la habitabilidad y comodidad interior.

Nuestra unidad era del color “Laser Gray”, que le daba un aspecto sobrio y de buen gusto. Aunque a título personal, el “Famboyance Red” o el “Mocha Brown” le sientan aún mejor. La paleta de colores se completa con un negro “Ink Black” y una tonalidad gris-plata, “Iridium silver”.

¿QUIEN ES?

Chery Tiggo5 2.0 Luxury CVT

¿QUE ES?

La SUV de mayor tamaño de Chery, que en otros mercados se vende con el nombre de Grand Tiggo. Fue lanzada en Argentina en noviembre del año pasado, con la misma estrategia de posicionamiento que la marca china tiene para todo su line-up, es decir: basado en un precio accesible en comparación con la competencia en el segmento.

Existen tres variantes de equipamiento: Comfortline con caja Manual o Automática y Luxury, sólo AT.

¿DISEÑO?

El aspecto exterior de la Tiggo 5 es el primer gran punto a favor. Si bien recurre a líneas de diseño que se pueden identificar fácilmente con cualquiera de los (buenos) productos que tienen en general otras SUV de orden generalista (se pueden anotar acá modelos como Chevrolet Captiva, Honda CR-V o Ford Kuga) también puede apreciarse una interpretación propia que le confiere una cierta identidad. Más de uno se puede sorprender al ver el logo de la A, o V invertida encerrada en un óvalo en el frente de la parrilla (¿y confundirse quizás con el logo de Infinity, la marca Premium de la japonesa Nissan?)

Todas las versiones utilizan llantas de aleación de 17”, enmarcadas por guardabarros de aspecto musculosos y con guardas de plástico negro que se conjugan con zócalos laterales combinados con apliques cromados.

Tanto estos zócalos como los guardabarros se prolongan hacia adelante y atrás en ambos paragolpes (de color de la carrocería) y en sus zonas bajas, en negro mate.

 

El conjunto da como resultado un diseño armonioso y de una estructura bien plantada. Los faros antiniebla delanteros, más las ópticas con tiras de LED y faros de Xenón completan un aspecto sólido y agradable en el primer pantallazo.

MOTOR Y TRANSMISIÓN

La Tiggo5 monta un motor de 1.971 cm3 de cilindrada marca ACTECO, denominado SQR484F. Es un naftero de cuatro cilindros en línea con 4 válvulas por cilindro con sistema DOHC. Entrega 138 CV de potencia a las 5.750 vueltas y 182 Nm de torque a 4500 rpm.

La distribución es a través de correa dentada y el encendido electrónico.

En la versión Comfortline puede optarse por una caja manual de cinco velocidades o automática CVT “Sport” con siete velocidades. La variante Luxury utiliza únicamente la caja automática. Se ofrece únicamente con tracción delantera.

El comportamiento en general es bueno, siempre y cuando no se busquen respuestas demasiado rápidas o algún sesgo deportivo en una carrocería que tiene un peso bruto de 1912 kg. El motor responde lo necesario para una conducción promedio en calles de la ciudad y situaciones de tráfico cotidiano.

La salida desde cero puede resultar algo lenta para quienes estén acostumbrados a potencias mayores, pero en segunda o terceras marchas esta diferencia se vuelve menos perceptible. Llega bien a la velocidad máxima permitida en rutas de 130 km/h y el consumo promedio está en unos muy aceptables 13 km por litro. En uso urbano, la caja automática CVT penaliza un poco el consumo, con una distancia de poco más de 8 km por litro.

DIMENSIONES

Es el vehículo más grande de la familia Chery. Mide 4,5 metros de largo; 1,84 de ancho y 1.74 de alto. La distancia entre ejes es de 2,6 metros, lo cual está muy bien aprovechado en el interior, con butacas delanteras muy confortables que no afectan en lo más mínimo la habitabilidad de las plazas traseras.

 

Pueden viajar a gusto 5 adultos, aunque el pasajero del centro deberá ser el de menor complexión física, ya que tendrá a sus espaldas el apoyabrazos (con portavasos) rebatible y a pesar de que tiene cinturón de seguridad de tres puntos, carece de apoyacabezas.

La distancia al techo en todas las plazas confirma lo dicho anteriormente sobre la habitabilidad: es muy amplia y tiene una disposición bastante cómoda en general.

CONFORT INTERIOR

El diseño del tablero de instrumentos es muy agradable y de fácil lectura. La disposición de los comandos y la calidad de terminaciones de los materiales en general también califica a favor del puesto de manejo.

Las versiones CVT (tanto Luxury como Comfortline) tienen arranque por botón, climatizador bi-zona, tapizado de cuero en todas las butacas, volante forrado en cuero de buen tacto y con variedad de controles bien a la mano y carácter intuitivo.

También tienen techo solar eléctrico, ajustes de la butaca del conductor con ajustes eléctricos y espejo retrovisor central antirreflejo, entre otros detalles.

El sistema multimedia se concentra en una pantalla táctil de 7” ubicada en el centro de la consola, que se puede configurar con distintos colores de fondo y caracteres. Si bien tiene un correcto funcionamiento para el GPS y el sistema de audio, la definición de la imagen es algo pobre, especialmente en la función de visor de la cámara de retroceso.

Una curiosidad es la variedad de funciones de “información” que tiene el software, que van desde tablas de talles de ropa para hombres y mujeres, medidas de zapatos, conversor de medidas, calculadora, etc.

SEGURIDAD

Otro gran punto que se anota a favor la Tiggo5 es la inclusión del Control de Estabilidad y Tracción (ESP), un elemento de gran importancia para la seguridad activa. Aunque también se puede argumentar en contra que éste sólo lo tiene la versión tope Luxury.

El resto del equipamiento de seguridad es el lógico y esperable de mínima: doble airbag frontal delantero y frenos ABS. En el detalle de equipamiento para la Luxury también se cuentan los anclajes Isofix, sistema antirrobo con inmovilizador, asistencia de frenado de emergencia (EBA); control dinámico de tracción (DTC) y carrocería con zona de deformación programada.

Los cinturones de seguridad son inerciales de tres puntos en todas las plazas, lo cual en el caso de la plaza central trasera compensa en parte el faltante de apoyacabezas que se señaló más arriba.

CONCLUSIONES

La Tiggo5 es un producto sobresaliente en relación a lo que hasta ahora se viene conociendo de la oferta de vehículos chinos en esta parte del mundo.

El diseño, la oferta de equipamiento y el comportamiento en general es bueno, y le da buenos argumentos para pelear por porciones de mercado con las marcas que pisan fuerte en el universo de SUV lights (no 4×4). El argumento principal, eso sí, es el precio.

PRECIOS

La versión probada es la tope de gama, que a marzo de 2017 se vende a $ 472.000. Pero por debajo se puede optar por la de nivel Comfortline, también con caja automática, por $ 451.000, aunque resigna elementos clave de seguridad, como el ESP, frenado de emergencia o control de tracción, además del climatizador. El más accesible es el Tiggo 5 Comfortline Manual a 416.000 pesos.

El nivel de aceptación que la Tiggo5 tenga entre los consumidores argentinos dependerá de que logre derribar algunas barreras de resistencia que aún enfrenta la marca en cuanto a valoración de calidad y confiabilidad.

En principio, esta Tiggo5 puede atraer a quienes ya han sido usuarios de la Tiggo3 y no han tenido quejas importantes, pero también a nuevos consumidores que valoran la comodidad y el diseño agradable que obtienen por poco menos de medio millón de pesos, en un mercado en el que la mayoría tiene precios superiores por varios miles.

La información sobre la garantía se mantiene con cierta reserva (no está publicada ni en los brochures ni en la página web), lo cual no ayuda a generar confianza, a pesar de que se encuentra dentro de márgenes aceptables, con dos años o 60 mil kilómetros.

 

Test Drive: Carlos Sueldo
Especial para Cuyomotor
@charlysuelto

2 comentarios

  1. federico

    10 Abril, 2017 en 14:41

    Yo me la jugue y la tengo hace 4 meses, la verdad estoy muy conforme. Aunque los faros no sean antiniebla, y aunque le falten algunos detalles como por ejemplo cierre de puertas en movimiento, luces de cortesía en parasol, sensor de lluvia y de luz. Todas cosas a las que estaba acostumbrado. Pero en cuanto al andar, terminaciones y seguridad estoy mas que conforme.-

  2. JULIO BARCHILON

    28 Marzo, 2017 en 20:40

    Estimado Carlos, para su información, ninguna de las versiones posée faros de xenon (si viene preparado para ello dado la “lupa” de luz baja, no así la alta. Las versiones CVT vienen con climatizador ambas. Un detalle son los faros antinieblas no son tales sino unas lamparas comunes de posición que no sirven para ese fin… habría que cambiar todo el conjunto proyector antiniebla e independizarlo como era en las anteriores tiggo. Tampoco trae espejos laterales calefaccionados como las otras versiones de Tiggo (FL, 3). Algo que no está marcado en su análisis, es que no solo es tracción delantera sino que es 4×2 que no es lo mismo.
    Como conjunto general, es muy buen vehículo y como poseedor de una T5 estoy muy conforme, si bien, añoro algunas cosas de las anteriores como expresé.
    SAludos

Envia tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *